Pasar al contenido principal

Formas para Recordar. Objetos e Imágenes Devoción

Exposición Temporal:

Formas para Recordar. Objetos e Imágenes Devoción

Publicado el 09/05/2016
Desde el 12 de mayo al 7 de agosto en el salón Gobernadores del Museo Histórico Nacional, se exhibirán imágenes, estampitas, pinturas, láminas educativas y piezas textiles, dentro de las que se encuentran una serie de objetos de la colección del Museo de la Educación Gabriela Mistral.

La nueva exposición temporal "Formas para recordar. Objetos e imágenes de devoción", tiene su idea original en la investigación que pone en valor y contextualiza históricamente un conjunto de estampitas conmemorativas de la colección de Libros y Documentos del MHN, ejecutada por investigador institucional, Hugo Rueda y Lily Jiménez, co-investigadora y colaboradora del Centro de Estudios Judaicos de la Universidad de Chile.

Pensando en la relevancia de los ritos para una parte importante de la comunidad de practicantes católicos y otras religiones, nuestro museo ha querido desplegar mediante una exposición temporal la condición histórica y patrimonial, de objetos e imágenes de devoción que son capaces de relatar memorias que conviven en nuestra sociedad.

Para Hugo Rueda (MHN), investigador y coordinador de la exposición, "Formas para recordar nos propone pensar nuestras estrategias de elaboración de una memoria tanto personal como colectiva y comunitaria. Es una propuesta que nos convida a reflexionar sobre nuestra necesidad, muchas veces inconsciente, de dejar una huella, un testimonio de aquello que no queremos olvidar. Es una invitación, en otras palabras, a comprendernos como sujetos históricos".

Bautizos, Primeras Comuniones, Confirmaciones, Matrimonios, Devociones y extremaunciones, que en el montaje serán entendidas como ritos configuradores de comunidades de interpretación, es decir, prácticas sociales de una colectividad abordada desde la producción material, en relación a la vinculación entre éstas y la recreación de imaginarios asociados.

Para Pablo Andrade, Director del MHN, la exposición temporal es "una invitación y una revisión que nos sitúa en las prácticas religiosas y, particularmente en las católicas, de entre fines del siglo XIX y mediados del XX. En ella podemos identificar una serie de objetos cargados de significados que conmemoran distintos hitos de la vida del ser humano: el nacimiento, la juventud, la adultez y la muerte. Estos hitos están fuertemente ritualizados y estrechamente vinculados a espacios sociales y culturales como la vida religiosa y familiar".

Los humanos construimos memorias, pero las memorias también nos construyen a nosotros. El recordar se condensa en muchos elementos de la cultura material, que sirven de soporte simbólico para la misma y permite la comprensión consumo de bienes culturales. Frente a ello, el Museo Histórico Nacional a través del montaje temporal de recorrido libre, hace un guiño a los recientemente denominados "museos comunitarios", que implica la creación de un espacio capaz de construir conocimiento colectivo, propiciando la reflexión, la crítica y la creatividad a través del involucramiento de una comunidad. Conjuntamente podrá contemplar piezas de la colección de la institución, láminas educativas del Museo de la Educación Gabriela Mistral y 25 imágenes facilitadas por el programa Memorias del siglo XX de la Dibam, que promueve la participación de las personas y las comunidades locales -a través de las bibliotecas públicas y museos- en procesos colectivos de elaboración de la memoria y el patrimonio

Sobre la publicación

La publicación que será presentada durante la inauguración y en forma posterior se podrá encontrar en la boletería del museo, se estructura en tres capítulos: De formas y sentido. Reflexiones en torno a la patrimonialización de recuerdo, objetos y prácticas religiosas por Hugo Rueda; El rol de las imágenes en el cristianismo: formas de mostrar lo invisible por Lily Jiménez; y Entre la piedad barroca y la modernidad afrancesada: Aproximaciones a las imágenes religiosas en Chile durante el siglo XIX por Rolando Báez. Conjuntamente exhibe múltiples estampas asociadas a ritos católicos.

Noticias relacionadas