Pasar al contenido principal

El lugar de la ciencia en la educación de las mujeres. Tomo I Enseñanza secundaria y superior (1870-1950)

Autores
María Isabel Orellana
Institución
Museo de la Educación Gabriela Mistral
Palabras claves
Educación de la mujer
Educación secundaria
Educación científica
Educación científica femenina
Historia de la ciencia
Educación superior
Fecha de publicación
Editores
Ediciones Museo de la Educación Gabriela Mistral
Idioma
Español

Reseña

Posicionada desde la historia de las mujeres, Isabel Orellana analiza, como bien lo adelanta el título de la publicación, el lugar de la ciencia en la educación secundaria y universitaria destinada al segmento femenino entre 1870 y 1950.

La investigadora divide su estudio en dos partes, en la primera se detiene en la relación filosofía, ciencia y género femenino examinando los planteamientos de Platón, Aristóteles, Bacon, Descartes, Newton, Hume, Kant, Darwin, Smith y Rousseau, autores clave para el desarrollo de la ciencia moderna y la construcción social del oficio del científico. En la segunda parte analiza la pugna entre lo privado y lo público, plasmada en acciones de particulares y estatales que influyeron en la instrucción de la mujer.

A partir de su investigación, la autora sostiene que durante el período estudiado "la relación entre las mujeres y la educación científica estuvo cruzada por una suerte de violencia simbólica que se tradujo en invisibilización, clasismo y discriminación" (p. 284).

Fragmento

"Cabe precisar que las mujeres no quedaron excluidas del oficio del científico a causa de los fundamentos que dan sustento a la ciencia moderna, sino por la lógica de división del trabajo que establecieron las sociedades, las que definieron y naturalizaron comportamientos específicos y distintivos para cada sexo. De este modo, la segmentación de funciones estableció distintos campos de desempeño para lo masculino (exterior y público) y lo femenino (doméstico y privado), producto de lo cual las mujeres permanecieron al margen de la lógica científica" (Orellana, 2020: p. 282).